.

.

.

..

TRADUCTOR

Google-Translate-Chinese Google-Translate-Spanish to French Google-Translate-Spanish to German Google-Translate-Spanish to Italian Google-Translate-Spanish to Japanese Google-Translate-Spanish to English Google-Translate-Spanish to Russian Google-Translate-Spanish to Portuguese

jueves, 29 de julio de 2010

6ª Ley del Desapego.



No debemos jamás renunciar a nuestra intención de cumplir nuestros deseos.
Debemos renunciar al interés por el resultado. Esta renuncia se basa en que el apego a algo es una demostración del temor a pederlo. Y así como nuestros deseos se cumplen, si lo que hay en nosotros el temor a perder lo que tenemos, seguro que lo perderemos.
El apego a las cosas es sinónimo de segura pobreza, pues nos lleva tarde o temprano, a la desesperación, esto nos hace perder la concentración de nuestra atención, se disuelven las intenciones y acabamos por perderlo todo.
El desapego es sinónimo de riqueza, el cual no obstaculiza la Ley de la intención y el deseo, es decir la fijación de metas. SIEMPRE DEBEMOS TENER UNA META, pero entre el punto de inicio y el punto de alcance de esa meta, hay infinitas posibilidades, y si nos APEGAMOS podremos cambiar de dirección en cualquier momento, si es que en el camino vimos una posibilidad mejor o un ideal más elevado. ESO ES EVOLUCION.
Siguiendo este principio no forzaremos la solución de los problemas, cada problema que se presenta es LA OPORTUNIDAD de algún beneficio. Si nuestra intención está abierta a las posibilidades, encontraremos la oportunidad justa y la solución aparecerá espontáneamente, la gente llama a esto "buena suerte".- La buena suerte no es otra cosa que la unión del estado de preparación con la oportunidad. Cuando los dos se mezclan con una ATENTA VIGILANCIA de los hechos por nuestra parte, surge una solución que nos trae BENEFICIO Y EVOLUCIÓN.

CÓMO APLICAR LA LEY DEL DESAPEGO
Pondré a funcionar la ley del desapego comprometiéndome a hacer lo siguiente:

1) Hoy me comprometeré con el desapego. Me permitiré y les permitiré a los que me rodean la libertad de ser como somos. No impondré tercamente mi opinión de cómo deben ser las cosas. No forzaré las soluciones de los problemas, y, por tanto, no crearé con eso otros nuevos. Participaré en todo con absoluto desprendimiento.

2) Hoy convertiré a la incertidumbre en un elemento esencial de mi experiencia. Y gracias a esa disponibilidad para aceptar la incertidumbre, las soluciones surgirán espontáneamente de los problemas, de la confusión, del desorden y del caos. Cuanto más inciertas parezcan las cosas, más seguro me sentiré porque la incertidumbre es el camino hacia la libertad. Por medio de la sabiduría de la incertidumbre, encontraré mi seguridad.

3) Penetraré en el campo de todas las posibilidades y esperaré la emoción que tiene lugar cuando me mantengo abierto a una infinidad de alternativas. Cuando entre en el campo de todas las posibilidades, experimentaré todo el regocijo, la aventura, la magia y el misterio de la vida.

No hay comentarios: