.

.

.

..

TRADUCTOR

Google-Translate-Chinese Google-Translate-Spanish to French Google-Translate-Spanish to German Google-Translate-Spanish to Italian Google-Translate-Spanish to Japanese Google-Translate-Spanish to English Google-Translate-Spanish to Russian Google-Translate-Spanish to Portuguese

jueves, 29 de julio de 2010

2ª Ley del Dar.

Todo en el Universo fluye, vá y viene. Debemos vivir en armonía con este concepto.
Dar y recibir es el flujo constante de la afluencia, que significa "fluir en abundancia". Si impedimos la circulación del dinero, si nuestra intención es acaparar dinero y aferrarnos a él, estamos impidiendo que el dinero vuelva a circular en nuestra vida.
Para que fluya siempre hacia nosotros, debemos mantenerlo en circulación. Debemos dar para recibir. El dar engendra el recibir y el recibir engendra el dar. En realidad "dar y recibir" son lo mismo: dos aspectos del fluir de la energía del Universo.
Esto es tan simple como la idea que debo dar lo que quiero recibir, si deseo alegría, le daré alegría a otros. Si deseo amor, debo aprender a dar amor.
Si deseo riqueza material, debo ayudar a otros a conseguirla. Estos principios valen tanto para la persona como para una empresa o una nación. Si deseamos recibir el beneficio de todas las cosas buenas de la vida, APRENDAMOS A DESEARLE EN SILENCIO a todo el mundo todas las cosas buenas de la vida.

CÓMO APLICAR LA LEY DEL DAR
Pondré a funcionar la ley del dar comprometiéndome a hacer lo siguiente:

1) Llevaré un regalo a cualquier lugar a donde vaya y para cualquier persona con quien me encuentre. Ese regalo puede ser un elogio, una flor o una oración. Hoy les daré algo a todas las personas con quienes me encuentre, para iniciar así el proceso de poner en circulación la alegría, la riqueza y la prosperidad en mi vida y en la de los demás.

2) Hoy recibiré con gratitud todos los regalos que la vida me dé. Recibiré los obsequios de la naturaleza: la luz del sol y el canto de los pájaros, o los aguaceros de primavera o las primeras nevadas del invierno. También estaré abierto a recibir de los demás, sea un regalo material, dinero, un elogio o una oración.

3) Me comprometeré a mantener en circulación la abundancia dando y recibiendo los dones más preciados de la vida: cariño, afecto, aprecio y amor. Cada vez que me encuentre con alguien, le desearé en silencio felicidad, alegría y bienestar.

No hay comentarios: