.

.

.

..

TRADUCTOR

Google-Translate-Chinese Google-Translate-Spanish to French Google-Translate-Spanish to German Google-Translate-Spanish to Italian Google-Translate-Spanish to Japanese Google-Translate-Spanish to English Google-Translate-Spanish to Russian Google-Translate-Spanish to Portuguese

martes, 22 de junio de 2010

Significado de Namasté.

NAMASTÉ = Es un término en sánscrito que significa saludo. En India se usa cotidianamente para saludar a las personas. En Occidente se utiliza al finalizar la sesión de yoga y representa el respeto del maestro al alumno y del alumno hacia el maestro. 
NAMASTÉ = saludo lo divino en ti.
NAMASTÉ = Conozco el lugar en ti, donde reside el Universo entero.
Conozco el lugar en tí, del Amor, la Verdad y la Paz.Y reconozco que si tu permaneces en ese lugar en ti 
Y yo permanezco en ese lugar en mí.
NAMASTÉ = El lugar dentro de tí y de mí donde todo el Universo reside.
NAMASTÉ = Somos UNO.
Namaskar, el saludo tradicional.
Para saludar a otra persona, amigo o conocido, o bien como forma de respeto para honrar a algún mayor o persona religiosa, los hindúes juntan sus manos colocando palma contra palma a la altura de la zona del corazón, inclinan sus cabezas hacia el otro y dicen Namaskar, Namaste o Pranam. 
En la visión clásica hindú, la divinidad habita en el corazón de cada uno de los seres y el gesto de juntar las manos simboliza la idea de que al encontrarse dos personas, esa parte de divinidad se encuentra consigo misma. Al unir las manos, también, esta actitud simboliza nuestra humildad ante el otro.
En sánscrito, Namas significa reverencia o saludo, palabra que proviene de la raíz nam que implica la idea de inclinarse, reverenciar, someterse humildemente y permanecer en silencio, mientras que la partícula te significa a ti. 
Así entonces, Namaste puede traducirse como me inclino ante ti mientras que el acto de ejecutar esta reverencia se conoce como Namaskaram, Namaskara o Namaskar dependiendo de los distintos dialectos que se manejan en este país.
El gesto del Namaste habla de nuestra valoración interna acerca de lo sagrado que nos rodea. Es reconocer nuestra intuición de que existe algo de divino en cada cosa, en cada esencia. Nos recuerda, de una manera grafica y con una insistencia repetida, que podemos ver la chispa de lo Absoluto en todas partes y en cada uno de los seres con los que nos conectamos.
Es un gesto que eleva nuestra conciencia, una forma de mostrar amistad, respeto y bondad que disminuye nuestro sentido de egoísmo y que nos conecta con nuestro centro, con nuestra alma. 
Cuando hacemos la reverencia tradicional al comenzar o acabar una sesión, estamos haciendo Namaskar y diciendo en silencio:
"Veo a Dios en cada uno de nosotros y me inclino ante El. Reconozco la divinidad aun en este encuentro mundano. No puedo separar aquello que es espiritual en nosotros, de aquello que es humano y ordinario"

No hay comentarios: