.

.

.

..

TRADUCTOR

Google-Translate-Chinese Google-Translate-Spanish to French Google-Translate-Spanish to German Google-Translate-Spanish to Italian Google-Translate-Spanish to Japanese Google-Translate-Spanish to English Google-Translate-Spanish to Russian Google-Translate-Spanish to Portuguese

viernes, 18 de junio de 2010

Jerarquias Angelicales.

Existen, entre los ángeles, varias órdenes y es bien cierto que no son iguales, pues se diferencian en el poder y en el orden. Ellos superan la capacidad de nuestras mentes y de nuestros pensamientos, son gemas preciosísimas colocadas en sus respectivas categorías.
Los ángeles son mensajeros de Dios, espíritus puros e inmortales creados por el Señor. Su función principal es glorificar a Dios. Además, sirven de nexo entre Él y el ser humano, protegen a éste y velan por su salvación. 
Usualmente se les representa con alas, posiblemente para señalar la presteza con la que realizan la misión que se les encomienda o bien porque pueden volar y es más sencillo para la mente humana comprender esa característica atribuyéndoles alas. En la época barroca se desarrolló en Sudamérica un estilo pictórico de ángeles, uno de cuyos más conocidos iconos son los Ángeles arcabuceros. También en la iconografía islámica se les representa como seres alados. 
Los ángeles son asexuados y su origen y naturaleza muy diferentes a los del hombre. Un ser humano no puede convertirse en ángel cuando muere, ya que son seres creados al inicio de los tiempos. 
Los ángeles no deben confundirse con los santos, pues su condición depende de su naturaleza y no de sus actos. El ángel nace pero el santo se hace, por eso el comportamiento del ángel puede llegar a ser sorprendente y hasta controvertido. 
Cada orden, adhiriéndose a la conformidad o imitación divina, recibe la luz, la ciencia, el bien y trasmite, en segundo lugar, un proceso de purificación, de iluminación y de perfección. La contemplación del Misterio Trinitario pasa por la iniciación a las jerarquías angelicales.
Hay nueve coros angelicales reagrupados en tres jerarquías:
1° Órdenes o jerarquías supremas 
(Participan de la trascendencia divina).
Compuestas por: Serafines, Querubines y Tronos.
2° Órdenes o jerarquías medias (Reciben la luz divina, animan y ordenan el mundo, lo revisten de belleza)
Compuestas por: Dominaciones, Virtudes y Potestades.
3° Órdenes o jerarquías inferiores (Agentes de la economía divina a través de la humanidad)
Compuestas por: Principados, Arcángeles, Ángeles.

Jerarquías Supremas.

Serafines: Significan aquellos que arden, Arden continuamente de un amor divino que rebosa de la dulce llama del amor verdadero, sin nunca jamás apagarse. Son ardientes, queman en sí y encienden a los demás en el fuego divino del amor. Están en pie en la fuerza del amor fijo e inconmensurable de Dios, porque no pueden separarse del objeto amado. Operan lanzados por un amor perenne, porque se vuelcan en el amado y solicitan, con fuerte reclamo, la continua y dinámica acción de la gracia, despertando por don divino y a través de Dios a aquellos que se han debilitado en el amor.
Querubines: Significan plenitud de conocimiento. Después de los Serafines, penetran de cerca los misterios divinos y saben comunicar abundantemente a los otros la luz de la Divina Sabiduría recibida. Reciben la iluminación de la sabiduría y, alumbrados por este don, conocen a Dios. De la luz contemplan la belleza y esta iluminación divina se transmite después gradualmente a los demás.
Ezequiel narra que los Querubines movían las alas, las distendían haciendo un golpe con ellas, y se cubrían (Ez. 10). ¿Qué se manifiesta con las alas, si no el reposo de la contemplación? "Se oyó el ruido de las alas de los Querubines, como la voz del Omnipotente Dios". Y ésta es la especie de la contemplación que se llama elevación de la mente. Cuando está el alma debilitada por las pasiones del corazón, y oprimida con frecuentes suspiros, escucha por revelación, en sí misma, la voz de Dios que le habla.
Tronos: Gozan de una paz imperturbada, colocados en torno a Dios Altísimo en manera segura y estable. Estos ángeles superan a otros por la gracia de su belleza, en la cual, por un don de benevolencia, la admirable Divina Majestad ha elegido residir pacíficamente.
Estas entidades están relacionadas con las acciones de los hombres. Son entes que antiguamente eran llamados Espíritus de las Estrellas. Llevan un registro de las acciones en todos los tiempos o karmas. Son también los constructores del orden universal.

Jerarquías Medias.

Dominaciones: Poseen el sentido de la eternidad, de la libertad, y de la severidad. No buscan en el honor la satisfacción de sus ambiciones, pero sí la utilidad del rebaño, y no miran a las cosas temporales sino a las que permanecen para siempre. Son inflexibles en la aplicación de las leyes y generosos en la concesión de gracias.
Son los ángeles que se encuentran entre el limite de lo finito con lo infinito. Rigen dominios de conciencia expandida que es imposible pasar. Solo los Tronos han pasado. El resto accederá cuando Dios los llame nuevamente a su seno. O sea que cuando el Universo sea reabsorbido.

Virtudes: Significan coraje estable, Les toca a ellos comunicar, dominar los reinos y destituir a los poderosos de sus tronos. A ellos concierne el inculcar a los puestos inferiores el respeto a través de los mayores. Asignan a las órdenes inferiores las tareas a desarrollar y los mantienen constantemente sometidos a Dios gracias a su fuerte expansión. Ellos ayudan a la plasmación y concreción de las aspiraciones humanas. Aportan prodigios que reclaman las religiones.

Potestades: Son aquellos que defienden de los ataques del mal y gracias a los cuales se debilita su ofensiva. Controlan la tiranía de los demonios, a fin de que no llegue más allá de los límites. No permiten a los demonios lanzarse hacia nosotros.
Ellos cuidan los planetas, los órdenes cósmicos y el balance entre la materia y el espíritu. Su misión es la de cuidar del reino de Dios en cada uno de sus aspectos.

Jerarquías Inferiores.

Principados: Son los que poseen un carácter soberano, con poder de mando, dentro del Orden Divino. Su superioridad radica en la fortaleza. Son fuertes en el cumplimiento de milagros, en obtener los dones celestiales y en redistribuirlos después de haberlos recibido. Se dice que, al final del mundo, "las potencias del cielo serán agitadas".
En cuanto a su actividad, realizan obras maravillosas sobre los elementos. Debemos encomendarnos a estos espíritus cuando deseamos ser fuertes en la lucha contra los vicios. Hemos de reconocerlos al recibir estos dones.
Son los conductores de enormes grupos de personas a través de la historia. Razas, naciones, reinos, países. Vigilan de cerca las acciones de los gobernantes, reyes y jefes espirituales de los hombres. Vigilantes y conductores.

Arcángeles: Dirigen directamente la actividad de los ángeles. Son enviados de Dios con tareas de gran importancia. Para operar directamente toman a los hombres y son los únicos mencionados en Textos Sagrados.
Ángeles: Los ángeles son el camino a través del verbo, se nutren de Él porque son el refugio perfecto de la luz divina. Vienen, con frecuencia, enviados a anunciar la voluntad divina. Nos comunican la Potencia Divina en la conversión de los pecadores, la misma Sabiduría en la revelación de los secretos, la Misericordia en la glorificación del justo, la Justicia en la condena de los malvados.
Imitemos a los ángeles para obtener el temor de los castigos, para extirpar los vicios, para tener respeto de las cosas Santas y para poder ser atraídos a hacia el Cielo. Los nueve coros angélicos son necesarios al Señor para poder obtener aquella melodía y armonía celestial que es la sinfonía de su ardiente AMOR.
Los ángeles son colaboradores y auxiliares de los seres humanos, están a sus órdenes. No es al revés. Su misión es la de alcanzar los favores y peticiones como así también proteger a los que necesitan una ayuda para bien de su alma. Los ángeles están en todas partes. Caminos, bosques, aires, tierras, fuego, agua, etc. No pueden mostrarse por propia voluntad ante las personas si éstas no lo solicitan. Se nutren de la energía del amor y de la más alta luz que produce la conciencia humana en camino hacia la evolución.


LOS SIETE ARCÁNGELES.


ARCÁNGEL CHAMUEL.

Su nombre significa: "El que busca a Dios" o "Auxilio y fuerza de Dios"
Es el Príncipe de las Potencias. El Arcángel Chamuel, también llamado Camael, brinda su apoyo hacia aquellas personas que se encuentran solas y con falta de amor y respeto.
Lleva compasivamente a las personas al reencuentro y la paz. Protege contra la envidia y elimina toda sensación de amargura. Protege los bienes materiales, de las envidias, vence rencores, atrae riquezas espirituales y propicia el amor.
Representa: El bienestar material, el confort y el amor impersonal.
Elimina los rencores y las envidias. Príncipe de las potencias, interfiere en las relaciones interpersonales y de disciplina. Es el encargado de recibir las influencias de Dios para luego transmitirlas.
Vibra con la luz del rayo color rosa.
Día que le corresponde: Martes.
Estación del año: Otoño.
Virtudes: Están ligadas al amor, adoración, riquezas. En el amor comprende todo lo relacionado con la trascendencia, el amor a una persona, el amor a Dios que a través de él amamos al prójimo.

ARCÁNGEL JOFIEL.

Su nombre significa "Luz de Dios".
Se invoca su protección en momentos en que necesitamos claridad mental, iluminación y estabilidad.
Se invoca su presencia en momentos tanto de ayuda en problemas mundanos como así lo relacionado a planteos existenciales, como por ejemplo ayuda intelectual, momentos de dudas, incomprensión, confusión.
 
Aporta conocimientos ante las dudas, ayuda a que nos entiendan quienes no quieren escucharnos.       
Representa: Los conocimientos.
La Sabiduría Divina.
 Vibra con la luz del rayo color oro o amarillo.
Día que le corresponde: Lunes.
Virtudes: La sabiduría divina, iluminación, apertura mental para encarar problemas cotidianos y penetrar en lo más profundo de la conciencia humana, haciendo con su luz, poder ver más allá donde la oscuridad no permite ver. 


 ARCÁNGEL MIGUEL.

Su nombre "Mikael" significa: "El que es como Dios", "Parecido a Dios" o "Quién es como Dios".  
Es el Príncipe de los Arcángeles. Lucha contra los demonios, desafía a los poseídos por las fuerzas del mal, ayuda a las personas aportándoles apertura mental y coraje para enfrentar experiencias espirituales. 
Es el jefe de los poderes y las potestades. Su nombre es un grito de guerra invocado para el coraje, defensa y protección divina. Está armado de escudo y espada. Es destructor de ídolos.
Junto con Gabriel , apareció ante el profeta Mahoma. Son los dos únicos mencionados realmente en el Antiguo Testamento, y Rafael, quien se presenta en el libro de Tobías. La tradición cristiana afirma que fue Miguel quien liberó a Pedro de la prisión y lo guió para que acudiera a sus guardianes.
Guardián de la paz, la armonía y de la cooperación.
Sus hazañas son innumerables, es el héroe indiscutible en la primera guerra contra Satán y el único que jamás se puso en duda. 
Proclama la unidad de Dios. 
Despeja las tinieblas, sutiliza lo denso, ilumina lo oscuro, aliviana lo pesado.
Se dice que descenderá con la llave del Abismo y una gran cadena en la mano (Apocalipsis 20,1) y atará al dragón satánico por mil años. 
Representa: la justicia bien hecha, los cambios importantes, la comprensión de las cosas, la alineación con el cosmos, la lucha por causas justas, valor, llamado a causas nobles y espirituales.
Es el Príncipe de las Huestes Celestiales.
Vibra con el color azul.
Día que le corresponde: Domingo.  El primer Domingo de cada mes, a las 10:00 de la mañana, el Arcángel Miguel está más cercano a nosotros.
Estación del año: Fin del Invierno.
Gobierna el Este y protege el Norte, la noche y los sueños.
Virtudes: La voluntad de Dios, el bien, la bondad, la fe, el poder, la fuerza, la protección y el equilibrio.
La presencia de este Arcángel se puede invocar en un momento de decisión importante, falta de iniciativa para comenzar algo nuevo, necesidad de protección en cualquier orden.

ARCÁNGEL RAFAEL.

Su nombre "Raphael" significa: "Divino curador",  "Dios cura" o "Dios ha Llegado". "Rapha"  es su nombre en hebreo: médico, curador, cirujano.
Por este motivo ha sido un símbolo (la serpiente), de las artes curativas. El símbolo de la profesión médica son dos serpientes que se enroscar alrededor del legendario "Caduceo de Mercurio". También llamado "Labbiel". Es el Príncipe de las Virtudes.
Tiene dominio sobre el mundo físico, nuestro cuerpo y todo lo relativo a las sanaciones. Representado con un bastón, es guardián fiel de los secretos del Templo e intermediario del matrimonio legítimo.
Tiene poder sobre el crecimiento, los cambios y las transformaciones. Es uno de los siete Ángeles del Trono. Se lo asocia con la imagen de la serpiente.
Es el jefe de los Ángeles de
la Guarda, es el Ángel de la Providencia que cuida de toda la humanidad.  Gobierna como: Príncipe del Segundo Cielo, Jefe de la Orden de las Virtudes y Guardián del Árbol del Edén.
Se lo representa en compañía de Tobías, un hombre joven, y su perro, que lo acompañó tan fielmente en sus viajes como el supremo compañero de los cuentos de hadas.
Representa: El sanador de
la Tierra y de los seres humanos. Guía en el Infierno, ya que es allí donde la curación resulta más necesaria.
Rafael porta un frasco dorado y un bálsamo. Se preocupa por los peregrinos, viajeros y a los que realizan peregrinajes hacia Dios. Lleva sandalias, báculo, un odre con agua, una alforja que cuelga se su hombro. También trae una espada o una flecha afilada. El es la medicina de Dios. Debe remediar los males de la humanidad y conducir a la nueva generación hacia el tercer milenio.
Vibra bajo la luz del rayo verde.
Día que le corresponde:  Jueves y Domingo.
Virtudes: La verdad, la sanidad, la consagración de todo lo que crece en forma correcta.
Gobierna y protege el Oeste, el crepúsculo, la noche, el Otoño.
Representa
la Primavera.
S
e invoca este arcángel para la curación de enfermedades, tanto espiritual, física o mental y para la sanación de nuestro planeta. En los momentos en los cuales hace falta vencer la falsedad derrotando a una mentira

ARCÁNGEL URIEL.

Su nombre significa: "Rostro de Dios", "Fuego de Dios".
En hebreo: "Tsadkiel"
Es a la vez Serafín, Querubín y Príncipe de las Dominaciones.
También conocido como el Arcángel de
la Salvación. Es el Ángel del Arrepentimiento y de la Retribución. Se lo denomina Regente del Sol.
Ayuda a cumplir los objetivos y misiones de nuestra vida proveyéndonos de ideas transformadoras. Es el guardián del mundo mental. Transmite a los seres humanos la luz del conocimiento y la comprensión de las profecías.
Canaliza las energías de la abundancia y es proveedor de gracias espirituales y terrenales. Ayuda a que se produzcan cambios rápidos. Atrae la buena suerte y la opulencia bien merecida. Se dice que S. Cayetano fue guiado por Uriel cuando estuvo en
la Tierra. Este le proveyó de la paciencia y credibilidad para tener confianza en la presencia divina.
Se invoca este arcángel en los momentos en los cuales estamos pasando una prueba en donde la desesperación se hace dueña de los sentimientos y de los pensamientos. En los momentos que la paz interior no es posible, acuciado por una circunstancia, nos hace presa fácil de la desesperación. Con su invocación se recupera la paz necesaria para poder sobrellevar un mal momento. La paciencia y la tranquilidad lograda con su invocación nos abre los horizontes para así lograr las soluciones adecuadas.
Vibra bajo la luz del rayo color oro o rubí.
Día que le corresponde: Viernes.
Estación del año: Fin del Otoño.
Virtudes: Paz, armonía, provisión, curación y gracia.
Gobierna el Sur y protege el Este, el Sol que nace, todo aquello que se inicia,
la Primavera y a los seres humanos.
Representa: Las ciencias, la política, la economía, el trabajo y las organizaciones.

ARCÁNGEL GABRIEL.

Su nombre significa "Hombre de Dios", "Fuerza de Dios", "Héroe de Dios" o "La Humanidad de Dios".
En hebreo es "Gebher". Su nombre islámico "Djibril": "El Espíritu Fiel".
Es el Ángel de
la Revelación. Es el Príncipe de los ángeles.
Es majestuoso y la iconografía cristiana lo representa de rodillas ante María, las manos cruzadas sobre el pecho y sosteniendo un pergamino, un cetro o un lirio. En el Cristianismo, Gabriel, el ángel judío del Juicio Final, se convirtió en el Ángel de
la Misericordia. Está hecho de fuego.
Es el encargado de anunciar los planes y acciones de Dios.
Es, quien en la "Noche del Poder y
la Gloria" le transmitió la revelación a Mahoma, en lengua arábiga. En el Corán, aparece como ángel de la guarda de Mahoma.
Gabriel es el gobernador del Edén y el jefe de los Querubines.
Se sienta a la izquierda de Dios.
Es el Arcángel del Amor, la esperanza, las revelaciones, la naturaleza, la creatividad, las artes y las emociones.
También se ocupa de nuestras relaciones con los Ángeles, entre nosotros, con los animales y lo natural. Es portador de buenas noticias. En el cristianismo anunció a María la llegada de Jesús, que su vientre era bendito.
El profeta Daniel vio al Príncipe Gabriel caminando sobre las aguas celestes, alrededor de la serpiente ígnea.
 Representa: el Ángel de
la Verdad, Ángel de la Anunciación, de la Resurrección, de la Misericordia. De la Revelación y de la Muerte.
E
s el que está más cerca del hombre.
Vibra bajo la luz del rayo color blanco.
Día que le corresponde: Miércoles y Lunes.
Gobierna el Norte y protege el Sur,
Estación del año: Final del Invierno y el Verano.
Virtudes: La pureza, la resurrección la ascensión.
Se torna necesaria su invocación en momentos de gran abatimiento, en los estados depresivos, por las personas que en algún momento de gran necesidad espiritual se sienten muy alejadas de la gran sabiduría divina y del amor que Dios les envía en ese y en todos los momentos de su vida. Al invocar su presencia hace que esas personas adquieran una elevación espiritual de tal magnitud, que se sientan más cerca de Dios.

ARCÁNGEL ZAQUIEL.

Fuego de Dios. Príncipe de las Dominaciones, auxiliar en las emergencias y procesos que implican un juicio.
Es el Príncipe de la profecía y de la inspiración, unido a las artes y la docencia. Trae ideas trasformadoras para concretar las metas de personas débiles y desanimadas. Lleva un pergamino.
La influencia de Zadkiel se hace sentir en el momento en que estamos transitando por situaciones penosas, ya que su misión es la de alcanzarnos el perdón y llevar nuestras cargas espirituales. Desata nuestros encadenamientos que impiden nuestra realización en el amor y la verdad.
Promueve nuestra capacidad de perdonar, la transmutación, la misericordia, la compasión, el arrepentimiento. Disminuye los poderes exagerados de algunas personas.
Representa: La transmutación, la organización.
Vibra con la luz del rayo color violeta.
Día que le corresponde:
 Sábado.
Virtudes: La transmutación, el perdón, la compasión, la misericordia. Se lo invoca cuando se hace necesario un cambio, lo negativo por lo positivo. Cuando una circunstancia es adversa, hacerla rotar cuando en determinada ocasión se siente con los limites muy cercanos en los cuales se siente encerrado en si mismo, sin poder ver más allá de la razón consciente. Este arcángel obra de una manera maravillosa con sus amigos. Su invocación se hace posible con la apertura de los sentimientos hacia la sabiduría divina.








No hay comentarios: